FINANCIACIÓN


Inversión y crédito entre empresas

Crowdlending

Alternativa a las entidades de crédito tradicionales

Con el grifo del crédito cerrado, la crisis evidenció la alta dependencia de las empresas a la financiación bancaria. Así, se fueron desarrollando nuevas herramientas para tratar de solucionar este problema. En 2015, se aprobó la Ley de Fomento de la Financiación Empresarial, que tenía por objeto regular una situación que después de haberse desarrollado en otros países comenzaba a llegar a España y se encontraba en una situación alegal como es la plataforma de crowdlending. Una Plataforma como la nuestra que quiere poner en contacto a empresas con proyectos interesantes o con falta de liquidez para que otras empresas se conviertan en pequeños inversores.

Las plataformas de este tipo llevaban un tiempo funcionando, algunas de países europeos o de Estados Unidos, pero la normativa buscaba crear un marco regulatorio en el que encajaran. Esta ley marca los requisitos mínimos que tiene que tener la empresa respecto a capital o seguros. La norma también estipula los importes máximos que un inversor puede invertir en ellas. En un entorno de tipos de interés al mínimo, estas plataformas ofrecen en algunos casos rentabilidades atractivas. Pero las altas rentabilidades conllevan riesgos.

"Queremos poner en contacto a empresas con proyectos interesantes o con falta de liquidez para que otras empresas se conviertan en pequeños inversores."

¿Cómo funciona?

Financiación colectiva entre pymes

La plataforma va a poner en contacto a unas pymes necesitadas de financiación con otras que quieran ser pequeños inversores. El objetivo es que con pequeñas cantidades se logre el objetivo de financiación necesaria para lograr el desarrollo del proyecto o solucionar el problema de falta de liquidez.